Buscar este blog

Cargando...

sábado, 26 de febrero de 2011

MI MAESTRO...¡¿UNA TORTUGA?!

Tanto en diversas playas tanto del Pacífico como del Caribe Nicaragüense sobre las 19/20 horas, en el momento que el sol decide retirarse y siempre a mediados de invierno, se puede ver un espectáculo increíble: miles de tortugas salen del océano Pacífico en busca de tierra firme.

Como no podía ser de otra manera, lentamente y con mucho esfuerzo luchan contra las olas y llegan a la orilla con un único fin traído desde quien sabe que código genético, herencia, instinto o karma: enterrar sus huevos en la arena.

Con ese único fin… el de preservar su especie, cada uno de estos “bichitos” recorren miles de kilómetros para volver al sitio en el que nació y – dicen los lugareños – tardan aproximadamente 30 años, tiempo en que demoran en alcanzar su madurez sexual.

¿Vienen corriendo como locas? Nunca vi una tortuga en ese estado, pero por lo que pude averiguar, no.
Vienen con su habitual lentitud de tortuga hecha y derecha, haciendo honor a su imagen de movimientos lentos, pero seguros.
Si nos comparamos con estos simpáticos bichitos (¡Salud!!! Maria Elena Walsh que estarás cantando “Manuelita” en el cielo) podremos descubrir que tenemos más de que una diferencia física: el manejo del tiempo.
En nuestra cultura ser lento es sinónimo de torpe, “tonto” o inútil.
Se impone la rapidez y la impaciencia y todo tiene que estar disponible “al momento”.
Por ejemplo: hoy una espera de quince segundos ante el ascensor se hace insoportable. Mas de una vez me han cerrado la puerta “en las narices” sin tener la “amabilidad” y paciencia de esperar un segundo para compartirlo. Estoy seguro que a Ud. le ha pasado lo mismo.
Por lo que veo, Ud. esta conectado a Internet y seguramente también, - por mas alta velocidad o banda ancha de la que se disponga - , se volverá “loco/loca” cuando después de teclear la dirección de una página no aparezca rápidamente.

Casi sin querer, la energía de este siglo XXI nos lleva a querer las cosas “para mañana” y pagar un precio: NO DISFRUTAR LA VIDA, NO DISFRUTAR EL VIAJE, por querer llegar más rápido a la meta.

Tomar un café con un amigo, ver esa película que nos atrae, salir a caminar, comenzar a hacer yoga, tomar una sesión de Reiki, hablar tranquila y maduramente con nuestra pareja, jugar con los chicos, deleitarse con una rica comida, sentarse a ver como pasa la gente, ir a la rambla a leer un libro o animarse a dar un paseo por el cerro para extasiarse con la imagen de nuestro querido Montevideo nos quita tiempo… TIEMPO PARA VIVIR.

Esta semana el comentario esta orientado a profundizar en como está llevando su vida. ¿La domina? O ella lo domina a Ud. Si es esto ultimo… malo/malo.

Algo deberá comenzar a hacer… Por ejemplo, asumir el compromiso de dedicar dos horas por semana para Ud. para hacer lo que mas le guste… desde pintar a escribir, desde salir a caminar a anotarse en algún curso, desde quedarse una hora durmiendo a salir al cine…

Anímese a imitar a la tortuga, que con sus movimientos lentos igual llega a la meta que se propone y mejore su calidad de vida.
Sepa que esperar en una cola del súper, esperando el ómnibus o en el banco o donde sea… no siempre representa una pérdida de tiempo. Puede llegar a ser un buen momento para ordenar sus ideas.

Si un día no entra a Internet podrá sobrevivir. Se lo juro… yo lo hago cada tanto: DIETA, de Internet, de comprar cosas, de pensar que no voy a poder.

Cuando queremos acordar la vida pasa y solo anduvimos corriendo como locos, por cosas que ni siquiera sabemos… o sabemos y no valen la pena… o valen la pena pero podríamos haberlas llevado a cabo de otra manera…

ATORTUGUESE, acepte a este extraño animalito como su maestro.

Baje revoluciones, tómese su tiempo, domine la impaciencia, deje de preocuparse por lo urgente y preste atención a lo importante.

Y sobre todo medite sobre la siguiente frase, porque puede ilustrar mejor lo que esta semana intente trasmitirle:
“Los occidentales tienen el reloj,
los orientales poseen el tiempo”

Amigos, hasta dentro de siete días.

Muchas gracias a todos por su confianza ya que, como “casi siempre”, los turnos del mes están completos.

Solo estoy atendiendo a quienes estén siguiendo algún tratamiento Floral, Sintonización de Reiki, reposición de Elixires de gemas o necesiten un chequeo energético con la medición de su Aura ya que por ser consultas rápidas y necesarias, deje un tiempo para ellos.

Para quienes deseen una consulta personal, con los tránsitos planetarios de los próximos doce meses deberán llamarme a partir de la última semana de Marzo/2011, momento en que se estará reservando los turnos para el mes de Abril/2011.

Por reservas, dudas o comentarios, mi teléfono es el 2-409-39-53

Que tengan una buena semana y mejor mes!!!
Walter Accuosto

viernes, 18 de febrero de 2011

EL BURRO DE HAKIM

Hoy a través de una pequeño historia de Hakim, un vendedor de sal y su burro intentaré trasmitirle algo: la importancia del ingenio, para tratar de mejorar o solucionar situaciones, que con un poco de eso, del ingenio, podrían superarse.

La historia dice así:
Hakim era un vendedor de sal en la antigua babilonia.
Cada día iba desde su casa al mercado con dos sacos de sal atados al lomo de su burro.
Un día caluroso, al atravesar el Tigris, el burro tropezó y se hundió en el agua fresca del río.
Cuando el burro salió del agua, Hakim notó que mucha sal se había disuelto y la carga, por tanto, era considerablemente más ligera para el burro.
A partir de entonces, Hakim no podía evitar que el burro se zambullera cada vez que pasaba por ahí, y arruinar parte de la carga de sal.
Esta situación cada día se hacía más insostenible porque los ingresos de Hakim eran cada vez menos. En definitiva, el burro que le servía de transporte le estaba arruinando el negocio.
Ante esta situación, Hakim comenzó a pensar de qué manera solucionar el problema: cambiar de medio de transporte no podía, porque no tenía dinero suficiente. También cabía la posibilidad de vender el burro, pero éste era un animal tan querido en la familia que su mujer e hijos no entenderían jamás su venta.
Cambiar de trabajo también era un problema porque sin bienes… ¿qué iba a hacer?
No tenía más animales, no tenía un huerto que cuidar…
Pensando y pensando, un día decidió hacer una prueba: cargó el burro como de costumbre y como de costumbre, el animal se hundió en el agua.
Pero esta vez, la carga no era sacos de sal sino sacos de arena.
Cuando el burro intentó salir del agua, comprobó cómo la carga habitual pesaba mucho más que de costumbre.

Desde entonces no volvió a zambullirse.

¿¿¿ Que enseñanza deja esta pequeña historia ???:
En algunas situaciones difíciles, la solución no es deshacerse del factor que causa el problema. Esto supondría demasiados cambios.
A veces, la solución es mucho más simple: basta con mover adecuadamente algunas piezas y utilizar el ingenio.
¿Qué piezas debería mover en su vida?
¿A que cosas debería acercarse y cuales huir corriendo?
¿Cómo esta de tiempo… le queda algo para Ud.?
¿No cree que esta dando demasiado a los demás sin recibir nada a cambio?
¿Lo considera justo? ¿Sabe que en el diccionario hay una palabra que hace magia y se pronuncia uniendo la N con la O?

¿Porque no aplica esta semana este pequeño ejercicio?:
Tome una hoja en blanco y divídala en dos por una línea vertical.
En la derecha, escriba todo lo que le gratifica.
En la izquierda lo que le hace gastar energía, tiempo y le agota.
Señale una acción de la parte de la derecha, rodéela con un circulo verde, elija cual actividad de la lista de cosas que le gratifican se compromete a comenzar a trabajar para llegar a ella.
Pase a la lista de la izquierda y señale con rojo, cual es la actividad/acción o razón por la cual Ud. siente que le agota y se compromete a desactivar.
Ahora que sabe lo que desea, comprométase a generar los cambios que necesita.
Si le es dificultoso… yo lo puedo ayudar.
En eso consiste la consulta personal, en saber en que ciclo de vida se encuentra, cual esta dejando y cual va a iniciar.
En descubrir como están sus energías a través de la medición de su aura y el diagnostico energético, en “sintonizar” a través de las Flores de Bach, los Elixires de Gemas o el Reiki su energía, con la energía del UNIVERSO.

Un abrazo amigos y hasta la próxima semana.
Walter Accuosto

sábado, 12 de febrero de 2011

¡¡¡NO PUEDO ESTAR EN TODO!!!

Marisa es una querida amiga, casada con Alberto. Ella, pisciana, despreocupada y bastante inestable emocionalmente, trasfiere esa inestabilidad interna a un desorden externo que puede volver loco a cualquier humano. No es extraño entrar a la cocina y ver uno o dos pares de zapatos tirados por ahí o en el dormitorio encontrar arriba de la cama el plato de “Bronco” su perro.
Alberto es un Virginiano crítico, exigente y necesitado de un orden extremo, que por supuesto Marisa no se lo puede dar. Viven juntos hace 32 años.

Algo falla en esta compatibilidad astrológica. Según los temperamentos no son compatibles, pero hay un ingrediente no medible (el amor que se tienen entre si) que les permiten superar estas diferencias.

Además del amor, tienen otra cosa: un excelente sentido del humor que es una válvula de escape a ese “descontrol hogareño”.

Frecuentemente, cuando Alberto llega después de trabajar 12 horas en su empresa, de tener que lidiar con empleados y clientes y agotarse por los problemas y decisiones que día a día debe tomar, encuentra que las cosas no están como “piensa”.

Mas de una vez me comenta que llega cansado, saluda a Bronco que siempre sabe cual es exactamente el momento que llega (aunque no lo hace todos los días a la misma hora,) o sea, aquí hay telepatía animal/humana tema que un día voy a tratar…
Bueno, llega a su casa en busca de afecto, contención, descanso y COMIDA, elemento que sé con seguridad, es una de sus prioridades después de haber salido a las 7 de la mañana y frecuentemente (mas bien día por medio) encuentra a Marisa, tomando sol en el parque (viven en el Pinar) o en invierno, concentrada con Internet o mirando televisión y a la pregunta de “¿que hay de comer?”, la respuesta de Marisa es: ¡¡¡NO PUEDO ESTAR EN TODO!!!.
Y eso me pasó a mí. No puedo estar en todo.
¿A que me refiero? A que se paso algo importante… la llegada de Yehudá Berg al Uruguay, mas precisamente a Punta del Este.
¿Quién es este señor?
Es un rabino, escritor y orientador espiritual de miles y miles de personas a través del Cábala. Es co-director del Centro de Kabbalah Internacional, Inc. Fundada en 1922, una organización dedicada a llevar la las enseñanzas sagradas de una manera accesible a todos los que quieran aprender.
Es el maestro de Cábala - de nada menos que Madonna - y cientos de figuras de la política y el espectáculo mundial.

Y vino al Uruguay… y no me enteré… “No puedo estar en todo” como diría mi amiga Marisa.

Vino a Punta del Este y si bien yo lo “sigo” a través de su Blog y libros, no me gusto mucho la manera de presentarse en nuestra sociedad.

La página www.diariodepunta.com lo anunciaba así:
“””Meditación VIP con un maestro de Kabbalah
Maestro Kabbalah Yehuda Berg visitará Punta del Este para brindar una meditación VIP donde presentará “El poder de cambiarlo todo”, su último libro. Berg es seguido por mandatarios y celebridades del mundo del espectáculo -como Madonna, Demi Moore, Ashton Kutche y Bono, entre otros. Sus enseñanzas se basan en el poder de la conciencia humana como medio para generar un cambio personal y global. Es autor de más de 30 libros sobre temas como autosuperación, depresión, sexo y la Biblia. Sus libros más vendidos son “El Poder de la Kabbalah” y “Los 72 Nombres de Dios”, que han sido traducidos a 20 y 14 idiomas respectivamente.”””

¿Qué es eso de “MEDITACION VIP”? ¿No es que estamos hablando de espiritualidad? ¿Por qué Punta del este? ¿Que pasa con los alumnos, seguidores lectores y admiradores sin casa de 500.000 de dólares o apartamentos fastuosos?

Lamentablemente siempre pasa lo mismo. Pasó incluso con alguien a quien admiro y considero mi “maestro espiritual” y cuya foto tengo en mi consultorio al lado de Jesús… me estoy refiriendo a Osho: La dedicación a los más poderosos, en vez de orientar la energía, tiempo y fuerza a quienes – posiblemente - más lo necesiten.
Esto no es una critica… es un simple comentario. Lo mas importante es lo que Yehudá Berg deja en cada entrega en su blog, o sus libros: sus percepciones, sus pensamientos y la manera que el tiene de comprender la vida.

Como es posible que alguno de Uds. nunca se haya conectado con sus pensamientos… aquí les dejo algunos:

•"A veces, cuando no sabes qué hacer o qué decir, algo tan simple como sentarte y estar presente con alguien puede crear una gran diferencia. También podemos hacer una simple llamada a una persona que necesita que alguien le escuche; o podemos llorar con alguien por la pérdida de un hogar o de una persona amada"
• “Los mayores placeres de la vida son aquellos que compartimos con los demás. Haz algo satisfactorio el día de hoy: da”.
• “El cambio es una elección. No es una elección fácil porque se requiere esfuerzo para transformar tu negatividad, pero continúa haciendo esa elección y los cambios ocurrirán. El día de hoy, conecta con tu intención de cambiar. Mientras más escojas actividades y personas que apoyen tu avance, más se fortalecerá esa parte de ti.”
•“No necesitas dinero para poder sonreír. La vida está llena de cosas que pueden darte alegría y realización ahora mismo. Hoy, disfruta de las cosas simples”.
•"Recuerda que una vez la semilla brota, se vuelve imposible detectar o encontrar la semilla original. Sin embargo, ¿Quién puede negar que la semilla esté siempre presente, dando continuamente de su esencia al árbol crecido, aunque no haya prueba o evidencia de su existencia"
•“Nosotros absorbemos energía de las personas. A veces estamos tan enfocados en lo que recibimos que no pensamos de dónde proviene. El día de hoy, sé cuidadoso respecto a las personas de quienes aceptas favores”.
•Aunque parezca difícil, debemos aceptar en lugar de evitar los problemas y los obstáculos. Son las verdaderas oportunidades y el camino más rápido hacia la transformación, el crecimiento y la máxima felicidad"
• “Todos en tu vida son mensajeros, están aquí para enseñarte algo que te ayude a transformar. Si estás dispuesto a verlo, sin importar cuánto esto te altere, entonces crecerás. Hoy, cuando tengas una interacción frustrante con alguien, recuerda que, - por muy difícil que ésta sea en ese momento -, hay un valioso mensaje oculto”.
•“El dolor, de cualquier tipo (físico, mental o emocional), en realidad es un maestro. No puede afectarnos. Sólo existe para ayudarnos a transformar nuestro ser y nuestra consciencia. Hoy, no huyas del dolor. Pide que te sea mostrada la lección que éste trae. La restricción que esto implica te da la energía de sanación en... los niveles más íntimos y profundos de tu vida”.
•“La herramienta más poderosa para la profecía es aprender del pasado.
Hoy, antes de tomar una decisión, recuerda la última vez que estuviste en una situación similar. ¿Cómo resultó dicha situación?
•“Cuando alguien es más pequeño que tú, inclínate para escucharlo. Alcanza a las personas en su nivel. Háblale a la gente de manera que te puedan escuchar, no en la manera en la que tú quieres ser escuchado. El día de hoy, intenta conocer a tu audiencia”.
•"Ponemos a las personas que admiramos en un pedestal y luego, cuando su comportamiento deja de encajar con nosotros, los rebajamos de nuevo. Nuestros ídolos no son diferentes de los demás. Sean cuales sean las fortalezas más destacadas de una persona, él o ella siempre tendrá defectos igual de grandes. Todos somos seres imperfectos."
“La transformación espiritual no significa buscar refugio de los problemas de la vida encendiendo incienso y cantando himnos de alabanza para aliviar nuestras preocupaciones. Al contrario, se trata de enfrentarnos a nuestro caos y enfocarnos en cómo reaccionamos hacia él"

Como verán amigos… tal como lo dice el conocido refrán “nada nuevo bajo el sol” o como lo afirma la ciencia “nada se destruye, todo se transforma”…
Son conocimientos ya “sabidos” como todos los que “andan por ahí”, pero es bueno que alguien con capacidad energética, espiritual, religiosa, y de alcance mundial nos refresquen la memoria, con una dinámica distinta a la que estamos acostumbrados.

Hasta la próxima semana…
Walter Accuosto

viernes, 4 de febrero de 2011

DIOS ESTA EN MI.

Recuerdo las estampitas del colegio de San Bautista, donde finalice la escuela para pasar al Liceo de Santa Rosa. Era una escuela de “curas” comandadas por una monjas que cuando me encontraron mi primer libro de astrología (estoy hablando de mi época escolar) me llevaron al frente de la clase y me lo rompieron frente a mis compañeros diciendo que eso era cosa del Diablo.
El libro se llamaba “Las clavículas de Salomón”, y si debo ser sincero, en realidad no era totalmente de astrología… sino de rituales mágicos, los cuales evidentemente no entendía (creo) pero me atraía.

Era de Editorial Caymi (existirá?) y lo había mandado comprar por mi mamá –desde el poblado de Castellanos, lugar donde pase algunos años de mi infancia- a una yuyeria que estaba en la calle Gral. Flores, creo que se llamaba La Pampeana.

Hace mucho tiempo que no paso por allí, pero hacer unos 5 años, aun estaba y en la vidriera, volví a ver “Las clavículas de Salomón” junto a otros libros de Magias de todos los colores (Negra, Roja, Verde) y sin dudar lo volví a comprar… y si debo ser –otra vez sincero- las monjas tenían razón… casi eran cosa del diablo.

Pero no es del diablo de quien quiero comentarles hoy, sino de la “otra parte”, de la competencia como diría mi amigo Ronny que seguramente estará allí arriba, agradecido por haber sido enviado a “la competencia” sin tener que soportar los calores del Infierno, tal como nos lo describían las monjitas.

Dios quiero hablar… No de esa estampita impresa en colores ya descoloridos, que nos hacian pegar en la tgapa del cuaderno de un hombre blanco…- ¿que pensarían mis compañeros Julio y Esther que eran de color chocolate? ¿Creerían que era también su Dios o se sentirían tan abandonados, como si a mí me hubieran mostrado un Dios de tez negra????…

Pero que es Dios, quien es Dios, como es Dios…

Sin duda – por lo menos para mi- es una fuerza arrolladora que domina en el Universo.
Sin barba, sin túnica, sin nada que ver con algo “humano” sino ENERGETICO.

Para ayudarlo a que Ud. pueda visualizar como yo veo a Dios, piense en la electricidad… No tiene ninguna forma, es energía pura, pero si tiene el “enchufe” adecuado, puede conectarse a el.
Ese es MI DIOS.
Una corriente que traspasa el Universo, accesible a todo quien quiera “enchufarse” no importa de que color sea el enchufe (raza) ni de que marca (religión).


Esta semana quiero compartir con Uds. una de las más claras y a la vez completas maneras de entender como Dios esta en cada uno de nosotros a través de esta oración de Jin Cotter que me pareció, simplemente ¡FANTASTICA!

Se llama DIOS ESTA EN MI y dice así:
Dios esté en mi cabeza, y en mi entendimiento,
Dios esté en mis ojos y en mi mirada,
Dios esté en mí boca y en mis palabras,
Dios esté en mi lengua y en mi gusto,
Dios esté en mis labios y en mi saludo.
Dios esté en mi nariz y en mí olfato y mi inspiración,
Dios esté en mis oídos y en mi audición,
Dios esté en mi cuello y en mi humildad,
Dios esté en mis hombros y en mi porte,
Dios esté en mi espalda y en mi postura.
Dios esté en mis brazos y en mi dar y recibir,
Dios esté en mis manos y en mi trabajo,
Dios esté en mis piernas y en mi caminar,
Dios esté en mis pies y en mí firme conexión,
Dios esté en mis articulaciones y en mis relaciones.
Dios esté en mis entrañas y en mis sentimientos,
Dios esté en mis intestinos y en mi perdonar,
Dios esté en mi cuerpo y en mis movimientos,
Dios esté en mis pulmones y en mi respiración,
Dios esté en mi corazón y en mis afectos.
Dios esté en mi piel y en mi tacto y mis caricias,
Dios esté en mi carne y en mis penas y suspiros,
Dios esté en mi sangre y en mí vivir,
Dios esté en mis huesos y en mi morir,
Dios esté en mi final y en mi revivir.

Amigos, que Dios (mi Dios, el suyo, el que existe ayudando a florecer una rosa o a cantar un pájaro… el que saca el sol todos los días y lo guarda para que la luna (nueva de ahora, creciente después del Viernes) pueda lucirse… los bendiga.
Hasta la próxima semana.

Walter Accuosto